Bancos de hierro para exterior

Indice de Contenido [Mostrar]

Este es el mejor sitio para obtener información y comprar bancos de exterior de hierro y bancos de hierro para jardín. Aquí podra encontrar bancos de hierro forjado, hierro fundido, pero también de otros metales para poder comprar bancos de acero o de aluminio. Igualmente, tenemos en oferta bancos de hierro y madera. Todo al mejor precio.

Bancos de hierro para jardín.

En el mobiliario de exterior, además de para las calles, plazas parques, alamedas y demás zonas públicas, nos encontramos con el mobiliario para jardines, y uno de los elementos principales son los bancos. Precísamente, una de las tipologías más clásicas, exitosas y frecuentes son los bancos de hierro para exteriores. Comúnmente se les llama bancos de hierro a todo tipo de bancos de metal, teniendo en cuenta que efectivamente, en mayor número son bancos de hierro, pero también los hay de acero, e incluso de aluminio. Otra cosa frecuente es encontrarnos bancos que aúnan en sus materiales el hierro con la madera.

Muchas veces los bancos de hierro nos retrotraen al pasado. A un mundo romántico de alamedas y parques decimonónicos con unos bancos de hierro forjado que tenían una estética preciosa. Además, estos bancos respondían a unos conocimientos centenarios en el arte del forjado de hierro. La forja, jugando con el hierro creaba unas piezas de una belleza envidiable, y hoy en día, en el campo del mobiliario urbano se han vuelto a poner de moda los bancos de hierro forjado. Resulta curioso, porque a la vez que existen cada vez diseños más novedosos y vanguardistas, éstos conviven con los diseños clásicos de los bancos de hierro que rememoran épocas pasadas. Lo que no cabe duda, es que un bonito banco de hierro en un jardín queda de maravilla, dándole una prestancia única.

Sin embargo, no todo vale, sino que hay que analizar el entorno y el diseño de la zona de exterior o del jardín donde se va a ubicar, para verificar que verdaderamente es una buena idea colocar el banco de hierro en dicho lugar.

Los bancos de hierro poseen una calidad que se convierte en ventaja, y que hay que tener muy en cuenta. Y es que pueden soportar mucho peso, lo que es bueno, si los usuarios potenciales son de un tamaño xl. Normalmente es fácil que los bancos aguantes 200 kg, pero hay que ver las especificaciones técnicas de cada modelo en particular.

Aunque “a priori” se podría pensar que una desventaja de los bancos de hierro es su sufrimiento ante las inclemencias del tiempo, la verdad es que hay muchos bancos que han sido fabricados en hierro de alta calidad, que le otorgan una especial resistencia. A veces se les trata con unos recubrimientos y pinturas especiales para soportar las inclemencias y salir indemnes de los golpes y posibles arañazos.

Cuando los bancos de hierro pertenecen a particulares, una buena idea es colocarle unos cojines para atemperar la dureza del hierro. Utilizando esta pequeña estrategia, se gana además en sentido estético, ya que muchas veces el conjunto que forma el banco con los cojines le otorga una mayor belleza.

En la actualidad, y para facilitar la logística y transporte del producto se venden muchos modelos de bancos de hierro que se entregan desmontados, pero que con un fácil montaje están listos para sentarse en ellos. En dichos casos, es importante seguir al pie de la letra las instrucciones de montaje que vendrán con el banco, para no tener problemas posteriormente.

Como hemos dicho anteriormente, existen bancos que son de hierro y de madera. En muchas ocasiones la estructura del banco y los reposabrazos son de hierro, y el asiento y el respaldo son de madera. En estos casos, deben estar tratados muy bien cada uno de los materiales con los productos que les sean adecuados a sus características. Esta es una modalidad que va ganando adeptos en los últimos tiempos, ya que la mezcla del hierro y de la madera le confieren al banco una estética muy especial.

Dependiendo del uso que se le quiera dar en cuanto al número de personas que normalmente se vayan a sentar, es importante elegir entre un banco de 2, 3 o 4 plazas, que suelen ser los bancos más frecuentes del mercado.

Otro tema importante a tener en cuenta es el del precio, y aquí parece claro que la mejor opción es la compra online del banco. Suele ser más barato comprarlo online que comprarlo en una tienda física.

Como habíamos dicho al principio existen otros tipos de bancos de metal, que no son de hierro, pero que ahora también suelen ocupar las preferencias de los compradores, como son los bancos de acero y los bancos de aluminio.

Deja un comentario