Mobiliariourbano.com mobiliario urbano. Papeleras, jardineras, bancos, juegos infantiles, suelos de caucho

Tienda exposición online de mobiliario urbano

Aunque el mobiliario urbano por su propia definición es el que ocupa nuestras plazas, calles, jardines y parques, y suele estar más vinculado a la idea de lo público o semipúblico, existe una amplia variedad dentro del mismo que puede ser utilizado por particulares, urbanizaciones o comunidades para el uso en espacios privados. Aquí se pueden encontrar y comprar bancos, papeleras, jardineras, bolardos, fuentes, vallas, aparca bicicletas, alcorques, mesas, pérgolas, elementos para parques infantiles, elementos de equipamiento deportivo y luminarias o farolas y demás elementos de iluminación.

 

Comprar bancos, papeleras, jardineras, maceteros, bolardos, mesas, vallas, fuentes y todos los productos de mobiliario urbano a un precio barato

Esta web es ideal para comprar los productos de mobiliario urbano por su magnífica relación calidad/precio. Puede comprar bancos de exterior o jardín, papeleras de reciclaje, puede comprar los maceteros o jardineras para sus plantas y un buen número de productos baratos de mobiliario exterior, pero de alta calidad.

bancos de madera de exterior

Bancos de madera jardin y exterior de madera

Ha llegado al sitio ideal para comprar bancos de exterior de madera para jardines, terrazas

Ver productos
bancos de exterior de hierro

Bancos de hierro para exterior

Ofertas para comprar bancos de jardin y de exterior de hierro forjado y fundido, acero y aluminio.

Ver productos

¿Definición o qué se entiende por mobiliario urbano?

Mobiliario urbano es un conjunto de elementos asimilables al concepto de muebles, pero que en realidad comprende muchos objetos totalmente diferentes en cuanto a su forma y su finalidad. Se refiere a elementos que se encuentran en un entorno urbano, y normalmente en espacios públicos como calles, plazas, avenidas, parques, jardines. Como podemos desprender de esta definición, se sacan algunas características comunes a todos ellos, como que normalmente estos elementos o mobiliario urbano se encuentran en espacios exteriores, correspondiendo en la mayoría de los casos a espacios públicos o semipúblicos.

Es de destacar, que, aunque el término que se ha acuñado para este conjunto de elementos es el de mobiliario urbano, en realidad, en la mayoría de los casos nos encontramos con que no son elementos móviles, que es y ha sido siempre la característica principal de los muebles o mobiliario, sino que en realidad casi siempre son fijos.

Normalmente, el desarrollo del mobiliario urbano de una determinada ciudad está asociado al nivel de desarrollo y del nivel de vida de esa urbe, ya que se puede establecer una conexión entre la cantidad y calidad de mobiliario urbano con la calidad de vida que la propia ciudad ofrece a sus habitantes, en la medida que les facilita una comodidad de vida en su experiencia vital y en su interacción con los espacios públicos al pasear, andar, hacer deporte, ocio….

 

Elementos de mobiliario urbano

Una vez definido el concepto de mobiliario urbano, pasamos a concretar y detallar qué elementos en concreto forman parte del mobiliario urbano de una ciudad.  En primer lugar, y el más rápido que se nos viene a la mente es el de los bancos. Desde antiguo, en las plazas y parques de las ciudades existían bancos que servían como elemento de descanso para los transeúntes y de ocio para multitud de personas, desde ancianos a niños, sirviendo como un elemento agregador en las relaciones interpersonales de los miembros de una comunidad.

Pero conforme la calidad de vida va subiendo, también sube el nivel de exigencia respecto al espacio público, y surgen nuevas necesidades. Así, se van expandiendo los elementos de mobiliario urbano que empiezan a utilizarse y proliferar por los distintos espacios, como es el caso de las papeleras, fuentes, jardineras, mesas, bolardos o pilonas, alcorques, vallas, pérgolas, elementos de juegos infantiles con todo lo que conllevan de toboganes, columpios, conjuntos de juegos, muelles, balancines. Otra subida más en las exigencias de los ciudadanos, incorporando la preocupación por el bienestar físico, el medio ambiente y la ecología, y ya aparecen los elementos aparca bicicletas, los elementos deportivos como pueden ser circuitos deportivos o elementos saludables en los que se crean unos espacios bien definidos, donde entran también en juego las vallas, el suelo con losas de caucho.

Como vemos, el concepto mobiliario urbano va continuamente “in crescendo” y aumentan las exigencias con espacios y elementos definidos para las mascotas, en el caso de los perros.

A todo ello debemos sumar otros elementos como ceniceros, paradas de autobús, señales, quioscos, baños públicos, cabinas para fumadores. Sin olvidarnos del papel tan importante que juegan los elementos de iluminación con todos los avances a los que estamos asistiendo en este campo en materia de ahorro energético, sostenibilidad. El futuro nos irá enseñando qué se va necesitando, aunque se puede afirmar con toda seguridad, que irá en una única dirección, que es la de incremento de elementos de mobiliario urbano.

 

Funciones del mobiliario urbano

Evidentemente, la función del mobiliario urbano está muy relacionada con los elementos que conforman el mismo, ya que la creación de estos se hace para poder cubrir la demanda que se crea al intentar llevar a cabo dichas funcionalidades.  

Pues bien, un primer grupo podría ser el del mobiliario urbano que tiene como función propiciar en los espacios públicos el ocio, la interacción entre las personas o simplemente el descanso o relajación. Aquí, podemos encuadrar los bancos de todo tipo, mesas, conjuntos de mesas y bancos para una comida o merienda en el parque o campo, tumbonas o hamacas, e incluso elementos como conjuntos para jugar a determinados juegos como pueden ser el ajedrez o las damas. En la actualidad, y desde hace algunos años para acá, están adquiriendo mucha importancia unos espacios de deporte bien definidos, con unos elementos saludables consistentes en máquinas deportivas parecidas a las que se pueden encontrar en los gimnasios, pero más acondicionadas a la actividad al aire libre y a dar servicio a un abanico mayor de personas que pueden ir desde los más jóvenes hasta los ancianos.

Un apartado muy importante lo conforma todo lo relacionado con el ocio y entretenimiento infantil. Sólo hay que darse una vuelta por las calles, plazas o parques de una ciudad para ver la cantidad de parques infantiles de todos los tipos y tamaños que nos encontramos a cada paso. Ya no son solamente aquellos elementos tan básicos y socorridos de antaño como eran el tobogán y el columpio, sino que en la actualidad existen toda una serie de elementos de lo más variado en cuanto a su finalidad, su tamaño y sus materiales. Por supuesto que los columpios y los toboganes perviven en la actualidad, siendo de los juegos preferidos por los niños, pero hay todo tipo de balancines, muelles, edificaciones que parecen castillos donde los niños pueden soñar y echar a volar su imaginación, casitas, torres, la famosa rueda, resbaladeros, barras de equilibrio, pasamanos, tirolinas, muros de escalada, redes para escalar. Cada juego de estos responde a las necesidades de diferentes edades, ya que no es lo mismo un niño de 3 años que uno de 10. Igualmente, cada tipo de juego responde a una necesidad de diversión del niño, o a una cualidad que se quiere fomentar como pueden ser la sociabilidad, fomentar el trabajo en equipo, los desafíos, aumentar la fuerza y tonificar las extremidades, mejorar la resistencia y coordinación, mejorar el equilibrio; en resumidas cuentas, hacer que el niño se divierta, ayudando al desarrollo integral del mismo.

Otro conjunto de mobiliario urbano está conectado con el concepto de movilidad. Aquí estarían todos los elementos de señalización, que a su vez tienen distintas finalidades: informativos, mapas, indicativos de actividades permitidas y/o prohibidas, indicativos de direcciones hacia determinados lugares o zonas. Dado el creciente interés por el uso de bicicletas y otros vehículos que transitan por espacios que comparten con los peatones, han aparecido los llamados carriles bici y una serie de elementos como los aparca bicicletas, separadores, isletas, bolardos. También podríamos encasillar aquí los elementos vinculados con el transporte público como paradas de autobús, que sirven para guarecerse de los distintos elementos atmosféricos, pero que también aúnan elementos de descanso como asientos mientras se espera, y últimamente elementos informativos para informar del tiempo de espera, horarios, líneas de transporte, así como los típicos elementos publicitarios. Además, están los odiados parquímetros, que con mayor frecuencia nos encontramos al aparcar el coche.

Muy importante, y quizás el más antiguo es el de iluminación. Los elementos de iluminación tienen la función básica de iluminar los espacios abiertos durante la noche con el objetivo no sólo de proporcionarnos luz para poder realizar nuestras funciones más básicas como la de caminar, sino también ofrecernos seguridad en la noche. Cada vez más también existen elementos luminosos para señalar o acotar determinados espacios, como puede ser el recorrido de un sendero o de un carril bici. Es de destacar que en el tema de la iluminación y gracias a los avances tecnológicos cada vez se mira más el ahorro energético y se utilizan tecnologías como el led que produce un ahorro considerable o se acude a energías alternativas como es el caso de la energía solar, donde existen algunos elementos lumínicos autosuficientes. Igualmente, existe una creciente preocupación por la contaminación lumínica, que se refleja en la forma y características principales de las farolas, luminarias y demás elementos de iluminación que ahora se fabrican.

Otro conjunto de elementos de mobiliario urbano corresponde a la necesidad de dar salida a los residuos y desechos urbanos tanto a los que producimos en nuestros hogares, como los que se producen en los espacios públicos. El primordial son las papeleras que se encuentran repartidas por las calles, plazas y parques de nuestras ciudades. Pero también están los contenedores en los que arrojamos los residuos producidos en las casas y en otros lugares de trabajo (oficinas, naves) u ocio (bares, restaurantes). Es de destacar el aumento en la tipología de contenedores debido a la clasificación de los residuos según la materia de la que están compuestos (orgánica, vidrio, plástico, cartón…). También podemos añadir los depósitos para los desechos de las mascotas.

En fin, existe un mobiliario urbano complementario de los anteriores que engloba una tipología muy amplia: fuentes, elementos de publicidad o información, sombrillas, vallas de todo tipo, isletas, alcorques, jardineras o maceteros, bolardos o pilonas, cabinas telefónicas (ya en franco retroceso), espacios para cargar móviles con wifi, kioscos varios de venta o información, ceniceros, buzones y suelos de caucho o de otros materiales amortiguadores.

Como decíamos párrafos atrás, el mobiliario urbano ha llegado para quedarse y sólo puede crecer en sus aplicaciones, su calidad y su cantidad.

 

Algunas características a tener en cuenta en relación con el mobiliario urbano

 En la actualidad, en la era del diseño, de la ecología, la sostenibilidad y el cuidado personal, se tienen en cuenta estas características en el diseño y producción del mobiliario urbano. No vale producir mobiliario urbano de cualquier modo, sino que hay que aceptar en su diseño y producción unos compromisos con sus cualidades funcionales, estéticas y ergonómicas. También hay que tener en cuenta el respeto al medio ambiente y el coste para el ciudadano, por lo que hay que mirar su durabilidad, su respuesta a las distintas condiciones climáticas o a su uso. Hay que tener en consideración otras circunstancias como es su mantenimiento y el vandalismo existente en la sociedad actual. Por ello, a los elementos de mobiliario urbano, en la actualidad se les exige una alta resistencia para poder ser duraderos ante estas circunstancias adversas. De ahí, que se escojan diversos materiales, pero todos ellos tienen en común su resistencia y durabilidad, así como su buen mantenimiento. También juega una especial importancia la seguridad de los elementos en relación a los usuarios, en especial en los relacionados con el ámbito infantil, por lo que existen unas normas de calidad y seguridad estrictas en su cumplimiento.

Por todo ello, en la actualidad se le da mucha importancia en la creación y la fabricación del mobiliario al diseño y la calidad, constituyendo en muchos casos un auténtico objeto de decoración en la vía pública, que muchas veces otorga una determinada impronta a una ciudad y se convierte en una parte constitutiva de la ciudad, como podrían ser los enanitos de la ciudad polaca de Wroclaw o las estatuas de Botero en la ciudad colombiana de Medellín. También muchas veces se juega con la idea de experimentar con la vivencia de sensaciones nuevas en la ciudad con diseños atrevidos u originales. Ahora se le da también mucha importancia a crear entornos y espacios sostenibles, utilizando en algunos casos materiales reciclados o creando espacios multifuncionales adaptables en función de la estación del año.